miércoles, 14 de mayo de 2014

Trascendencia histriónica


"¡baila!"

1991. Imagen análoga a color en 35mm

 

Trascendencia histriónica

 

Esta es una de mis fotografías más sentidas en muchos aspectos. El primero es que cuando la tomé apenas descubría las delicias del movimiento en la fotografía. Tenía solo 36 exposiciones que no podía desaprovechar en aquella obra llamada Pavana para un amor muerto ofrecida por Ballet Teatro del Espacio bajo la dirección de Michel Descombay. Era una amiga la que pertenecía a este grupo que tenía bailarines impresionantes y quién me había dicho textualmente aquél día: “esta es la última presentación de Javier”. Con un signo de admiración en mi cámara ahí estaban, Javier y Solange mostrando sus enormes habilidades histriónicas que te ponían la piel de gallina. Saqué varias imágenes de esta puesta en escena, pero esta “vista” llena de movimiento, luz y color, hasta la fecha es una de mis preferidas. Al tiempo empecé a exponer y de esta foto una talentosa pintora, Victoria Vibar Balderrama, hizo una reproducción hiperrealista con tintes abstractos a pesar de su estilo figurativo que perdía atendiendo a sus fallas oculares que se acentuaban enormemente para entonces. ¡Todo cambia y se mueve estrepitosamente en tan poco tiempo!. No dejan de impresionarme los aconteceres del presente: Michel, Victoria y Javier murieron, mi vieja amiga (alejada ya del baile) está por casarse y yo ando con una cámara digital. Nada sigue igual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario